martes, 9 de septiembre de 2008

Música con olor a podrido.

La nueva bravata cultural de la Junta de Extremadura se llama Play Music Cáceres. Un improvisado macrofestival multiétnico de 4 fines de semana, con un desorbirtado presupuesto de 1.065.000 euros (en plena recesión económica toma ya), que nace de un hipotético enfrentamiento entre los tradicionales y conflictivos organizadores del Womad Cáceres (DD Company), la nueva consejera de cultura de la Junta, ex IU, Leonor Flores (que tiene que hacerse como sea un nombre en el mundo cultural extremeño donde no es nadie, bueno sí, la esposa del antiguo presidente de la asamblea de Extremadura Federico Suárez, ahora metido a promotor de espectáculos con la empresa de reciente creación Enarmónicos SL y presidente de la constructora Econisa (hasta que no se demuestre lo contrario) y que se ha pegado casi 30 años viviendo del erario público, o sea nadie) y la zamorana y despistada alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, quien después de unos años por estas tierras, también sigue demostrando que no es nadie. Entre todos ellos pulula la sevillana María José Casado, que tras su fugaz paso por el Cedrama de la Consejería de Cultura, logró colocarse de concejala de cultura del ayuntamiento de Cáceres, consiguiendo hacer perder a las arcas municipales, entre otros logros, al menos 220.000 euros en otro improvisado concierto de última hora del artista colombiano Juanes.

Mucho nos tememos que esto es sólo una parte más del circo político al que ya nos tienen acostumbrados esta panda de memos socioslistos para prevaricar y hacerse con buena parte de los fondos públicos, ante la pasividad que están esgrimiendo nuestros jueces y fiscales, nuestros "queridos" periodistas y nuestros ciudadanos para detener esta lacra. Pero no nos vamos a quedar callados. El pueblo extremeño necesitamos saber a dónde van realmente nuestros dineros y quiénes se están aprovechando de sus posiciones de privilegio para favorecer a sus amigos y familiares en nombre de la cultura.

Se huele, se masca, se ve la prevaricación subyacente. Coincidirán conmigo en que no es normal que el marido de una recién nombrada consejera de cultura cree una empresa de espectáculos y consiga suculentas subvenciones para festivales recién creados y con ánimo de continuidad. Por lo visto Enarmónicos también iba a organizar este festival pero al final han decidido no tomar parte en el asunto tras los últimos escándalos protagonizados por Federico. De quien el pueblo extremeño aún esperamos unas cuantas explicaciones sobre lo de compaginar la presidencia de la Asamblea con la de una constructora. Ya que en principio, en el contrato con Extremadura no ponía nada de esto. Y a ellos se les puso ahí para gobernar, no para lucrarse a costa del sudor de todos los extremeños.

Este entramado político empresarial familiar, ha sido mirado con lupa por los medios alternativos extremeños (ante el silencio y connivencia de los medios locales), quienes hemos denunciado en varias ocasiones las prácticas ilegales que están llevando a cabo, aparte de poseer también privilegios en las concesiones de la TDT (que al final no se llevaron a cabo y se postergaron para el año que viene al relacionarse con ella a antiguos amigos y compañeros políticos de Leonor en la Consejería de Turismo como José Villa) y poseer también una cadena local de televisión de dudosa legalidad y menos audiencia si cabe, Vía Norba TV , que si no recuerdo mal, está en manos de uno de los hijos de Federico, y donde trabajan conocidos periodistas cacereños vinculados también con la Diputación de Cáceres como Pepe Higuero.
De entrada podemos decir que este festival se lo acaban de sacar de la manga, aún no hay carteles y se están realizando las contrataciones a 25 días antes de su comienzo. Por lo pronto ya canta que se anuncien 25 grupos y en la prensa sólo aparezcan 15. Deben estar a todo tren para sacarlo adelante. La clásica improvisación de nuestros incompetentes políticos.

La empresa extremeña a la que se ha concedido la organización del sonido Entersonido SL, es prácticamente desconocida en la ciudad. Y corren rumores de que la gestión de la contratación de los artistas correrá a cargo de la conocida productora RLM (El grupo Prisa posee el 70%. Están hasta en la sopa esta gente, parecen los dueños de Extremadura coño y desde luego yo, por lo único que les podría admirar que ni eso, es por ser unos genios de la propaganda).

A la citada empresa de sonido sólo se le conoce un evento en la ciudad: El I Festival de Música Negra de Cáceres en Julio del 2008, en el que imaginamos que fueron subcontratados por la empresa Enarmónicos que presidía Federico, ya que eran ellos quienes organizaban el tinglado, aparte de recibir 150.000 euros de las arcas de la Consejería de Cultura.

Todo esto es una maraña de hechos, rumores, dimes y diretes. También se dice en algunos foros de internet que la empresa Enarmónicos SL ha sido revocada.

La consejera aseguró que sería muy interesante juntar a los artistas extremeños con las estrellas de relumbrón que proponen como Noa, Dulce Pontes, Carlinhos Brown, Santiago Auserón entre otros. Pues ya se han encargado de poner otro escenario apartado en un rincón de la plaza mayor para colocar a nuestros artistas. Algunos con gran trayectoria y prestigio internacional como Los Niños de los Ojos Rojos (formación a la cual pertenezco) o Gecko Turner. Por lo menos para el sonido del escenario pequeño han contratado a una empresa extremeña, los pacenses Sonido Juan Ángel.

Qué bonitos se nos va a ver a los artistas y profesionales de la cultura extremeña recogiendo las migajas. Como siempre.

Alberto Casado (periodista y músico extremeño) para OPAEX

1 comentario:

MaiK dijo...

Bueno, al final será que las migajas las recojen los de siempre, porque al parecer los NOR tocan en el escenario grande y los demás grupos extremeños en el otro, asique vuelven las aguas a su cauce. ¿Para cuando una medalla de extremadura para NOR?
Estais apañados....y apoyados.....Esto sigue siendo el corral