sábado, 25 de octubre de 2008

Instruye Cuervos y te harán mobbing


Tras leer las últimas declaraciones de Ramón Trecet en la prensa, a quien al parecer, su discípula Lara López, ahora directora de Radio 3, está haciendo mobbing. Me vienen a la cabeza recuerdos y sensaciones que me apetece compartir con mis lectores. Aparte de denunciar el trepismo lumpén y barriobajero imperante en los medios, que ha hecho de estos lo que son hoy: una basura. Y en Extremadura pues imagínense: una abyecta escoria mediocre e inútil a la sociedad.


El diccionario de la RAE aún no contempla el término trepa o trepismo, que está bastante extendido entre la comunidad de hablantes, aunque te envía a arribista, un galicismo que define como: persona que progresa en la vida por medios rápidos y sin escrúpulos. De todas maneras esta definición nos vale perfectamente para el propósito de este escrito.


En el mundo periodístico siempre nos hemos quejado del arribismo imperante en la profesión. En Extremadura, a los que a fuerza de saber que esto es una hijoputez y que aún nos queda un poco de dignidad y valentía periodística porque por principio somos incapaces de renunciar a ella, y que por eso precisamente somos periodistas, lo hemos sufrido en nuestras propias carnes. Viendo como éstos trepas o arribistas se mantienen en buena forma, cobrando suculentas nóminas, ganando prestigio ante una audiencia ignorante de estas formas de vida, y olvidando rápidamente y defenestrando a quienes han dejado en el camino, a quienes en cierta manera les ayudaron o facilitaron a llegar donde están.


Su técnica es tan descarada como cruel. Según nuestra experiencia en estas lides, que no es poca. El perfil del trepa y modus operandi suele ser el siguiente:


Todos se presentan en principio como buenas personas, con cara de corderos degollaos que sólo quieren ayudarte en tu tarea y que parece que te admiran intentando hacerse tus amigos y presumiendo ante los demás que te conocen y que trabajan contigo. Los que presumimos de ser buena gente solemos acogerlos en nuestro seno y nos predisponemos a trabajar en equipo con ellos, intentando enseñarles todo lo que sabemos para realizar un trabajo conjunto, original y de calidad al servicio de la ciudadanía.


Parece ser que esto gusta mucho a la mafia que desde las sombras, dirigen la mayor parte de los medios de comunicación en Extremadura, quienes rápidamente, y muchas veces sin saberlo los propios afectados, los ponen a competir con sus mentores.


En mis andanzas en la radio en Extremadura me he cruzado con muchos, pero básicamente vamos a hablar de dos. José Carlos Macías y Óscar Trigoso. A ambos les di la oportunidad de trabajar en mi equipo y ambos trabajan actualmente en Canal Extremadura Radio. Ambos tenían la misma cara de corderitos cuando comenzamos nuestra andadura radiofónica, con bastantes años de diferencia entre una experiencia y otra, pero igual de ambiciosos y trepadores. Y es que uno no acaba de aprender y descubrir a la primera a esta gente.


Mi primer encuentro con el trepa Macías fue en la cadena COPE durante unas prácticas de verano allá por el año 94. Yo, estudiante de periodismo por aquel entonces, ya era mi segundo año que hacía prácticas en la cadena, y me había ganado a pulso y honestamente, el poder dirigir el magacine de “La Mañana de COPE” durante el verano. Cuando ya llevaba casi un mes haciendo dicho magacine, con unos compañeros de prácticas muy majos, apareció desde Sevilla un peludo Macías que en teoría iba a hacer prácticas de controlista de sonido. Como también era músico no tardamos en hacer amistad. Él, quien en un principio sólo iba a aprender control, me propuso hacer una sección en el programa de bandas sonoras de cine, y como nos llevábamos bien, incauto de mí, le dije que sí. Incluso llegamos a viajar a Gijón juntos a cubrir para la cadena el concierto de los Rolling Stones, teloneados por los magníficos Black Crowes (Cuervos Negros), e hicimos una canción a José Antonio Abellán que gustó mucho en Madrid y que de vez en cuando ponían en Cadena 100 Nacional.


Resulta que su sección de música de cine no estaba mal, el chaval tiene talento para la radio hay que reconocerlo, pero también hay que reconocer que no es capaz de aceptar y le exaspera que alguien a su lado pueda tener tanto o más que él, como podría ser mi caso, y que su compromiso con los intereses políticos son mas grandes que los que pueda tener con la ciudadanía extremeña. Por eso sigue donde sigue y calla lo que calla.


Y no pasó mucho tiempo hasta que pude comprobarlo. Así que no tardó en intentar colarse en las entrevistas y secciones que no tenían nada que ver con la suya, y que eran de mi exclusiva competencia. Como yo tampoco soy muy tonto, y el director del programa era yo, le dije que se ciñera a su sección y dejara que el resto del programa lo hiciera yo que para eso era el director. Fue como una sentencia de muerte que rompió de un plumazo nuestra artificial amistad y colaboración, y a partir de entonces, me la juró para siempre.


Al año siguiente yo ya no hacía prácticas en la COPE y él dirigía el magacine en verano y también llevaba algunas horas de Cadena 100. Justo como había hecho yo los dos años anteriores.

No sería hasta el 2006, de la mano del ahora también defenestrado de la radio pública extremeña, Marce Solís, que no volvería a la radio.


Solís me propuso hacer 2 programas de música. Uno de folk, que no tardaron en fulminar bajo la excusa de que las canciones que yo ponía se repetían en otros programas, yo creo que más bien porque el programa tenía tintes ecologistas y esto no gustaba mucho a nuestros políticos, que son quienes en realidad quitan y ponen reyes en la ondas, y que están bastante más preocupados por llevar a cabo la transformación industrial de Extremadura a base de refinerías, centrales térmicas, minas de uranio, centros de residuos tóxicos... Y otro de música extremeña que aún sigue en antena con Trigoso a la cabeza y con el mismo nombre y el mismo estilo que yo le imprimí.


Las condiciones de trabajo no eran muy buenas, 20 euros por programa y barba, y 10 programas semanales grabados en condiciones bastante precarias: 5 de folk y 5 de música extremeña. El archivo musical de Canal Extremadura Radio no existía así que por supuesto la música la teníamos que poporcionar nosotros en CD Audio, ya que los equipos de la radio no aceptaban los mp3 descargados de Internet, con lo cual los 20 euros por programa se quedaban prácticamente en nada ante las horas de producción, compra de cds, desplazamientos y grabación de los soportes. Además Solís, quien en una ocasión dijo que la gente de la cultura tenía que trabajar gratis, nos exigía ir a conciertos y cubrirlos, preparar entrevistas y enviar adelantos de los contenidos de los programas. Eran tan chapuceros, pesebreros y desconfiados que tardaron más de 3 meses en proporcionarnos un email con el domino canalextremadura.info.


Ante tal volumen de trabajo decidí que en el programa colaborara Trigoso, actual batería de mi ex-grupo, Los Niños de los Ojos Rojos, que llevaba algunos años trabajando como presidente de Amex, una asociación que en teoría está formada por músicos extremeños pero que en realidad no representa ni al 10% de estos, y que Trigoso, amparado bajo el calor de la Junta de Extremadura, incapaz de convocar elecciones tras 8 años como presidente de la misma, utiliza para intentar quedarse con el monopolio de la música en Extremadura, y medrar con su empresa Audiomedia Extremadura SL para sacarse un dinerito con conciertos, festivales y representaciones de grupos, algunos de los cuales también pertenecen a la asociación.


Comenzamos el programa. Trigoso era un pimpollo periodísticamente hablando pero poseía una buena colección y conocimientos de música extremeña, tenía acceso a los grupos y parecía dispuesto a trabajar y a aprender. Al cabo de unos meses, el chaval fue soltándose ante el micrófono, éramos amigos y compañeros de radio y de grupo, y yo le iba enseñando cómo tenía que hacerlo, cómo se llevaba y se improvisaba una entrevista y cómo tenía que dirigirse a la audiencia. Desde la dirección del canal ya le tiraban los trastos para que hiciera retransmisiones de festivales, e incluso llevara su propio programa de rock duro y metal (mundo diablo) de manera gratuita, sin contrato ni nada.


Yo ya iba viendo la ambición desmedida que iba acumulando y las alas negras que la fama del programa y del grupo NOR le iban dando a su sonrisa de ángel y su carita de buena gente, y le aconsejaba que la competencia desleal estaba muy mal vista en los medios. Que de ninguna manera debía trabajar gratis si respetaba en algo a los compañeros de profesión que no aceptábamos trabajar así. Pero siguió y siguió...siguió de tal manera que incluso llegó a comerse a mis espaldas la representación de mi grupo que yo ostentaba tras 8 años de duro trabajo, siguió hasta quedarse en el programa sin devolverme la música que habíamos recopilado, ya que a mi echaron sin ningún tipo de explicación y colocaron en mi lugar a otro trepa inopinante, siguió hasta conseguir vetarme en mi propio grupo, del cual me he tenido que ir o me han echado por ser insostenible mi relación con este ávido de fama y dinero.


Pues nada, esto es básicamente lo que quiero contar sobre estos personajes del trepismo extremeño y periodístico, para que os andéis con cuidado cuando un arribista de esta calaña se os acerque, deconfiad y mandadlo lejos...mejor solos que acompañados por estos mediocres córvidos carroñeros, ávidos de fama, dinero y poder. Lo mejor de todo es que el tiempo acaba colocando a la mayoría en su sitio ¿Verdad Ramón? ¿Verdad Marce?


Yo mientras tanto, sigo aquí sentado esperando a verles pasar. Mi imaginación, mis buenas intenciones, el respeto a quien lo merece y una gran fe en mis ideas y proyectos, me permiten seguir viviendo y prosperando al margen del pesebre y de las ratas que se aprovechan del talento ajeno.


Alberto Casado Octubre 2008

11 comentarios:

Musiquito dijo...

La verdad es que me parece bastante triste la situación en la que estás. Aunque más triste y despreciable me parece hablar desde el dolor y el rencor de una situación (la actual en la que te encuentras) que tú solo te has labrado a base de (muchas veces) actuar como un corsario, y tener las conductas que ahora criticas.

Espero que no te dure mucho esa vorágine en la cual tú solito te has metido.

Bueno, espero que seas un buen profesional y tengas los 2 dedos de frente suficientes para no borrar un comentario así, en un foro como éste (¿me entiendes no?)

Luis A. Iglesias dijo...

Hola Miguel Bolz Fernández de Velasco. Adios Miguel Bolz, saboteador profesional de los foros de Internet a sueldo de la Junta de Extremadura, encargado de desactivar cualquier foco de disidencia y libertad y hacer pasar por locos a la gente que nos hemos autoencomendado defender esta pervertida tierra extremeña de vuestra mafiosa secta.

Anónimo dijo...

la libertad sirve para decir mentiras, soltar mierda por la boca y quedar en evidencia constantemente? vaya uso haces tú....

Luis A. Iglesias dijo...

Querido anónimo libertario, te invito a enumerar las mentiras que encuentres en este blog. La mierda que se expulsa por la boca sólo te sabe mal en el moemento de escupirla, la que se traga se está regurgitando constantemente.

Musiquito dijo...

Bueno, ya veo que vives tan inmerso en ese mundo que te has creado, que ahora te decides a poner "cara" a quien te comenta...

"Amigo mío" (entiéndeme, es sólo una muletilla) no podrías estar más ciego y equivocado en lo que a tu postura actual y tu búsqueda constante de enemigos se refieren.

No hace falta leer mucho, y menos aún conocerte para hacerse una idea que tu crítica viene desde el rencor puro y duro.

Deja de poner caras a los comentarios, y no te crees enemigos que ni siquiera existían hasta el momento de nombrarlos.

Luis A. Iglesias dijo...

Si el que comenta es un anónimo que prefiere refugiarse cobardemente porque no tiene lo que hay que tener para poner su nombre, le pongo la cara que me sale de los cojones. Le pongo la cara del jefe y mentor de todos los saboteadores a sueldo que pululan por internet intentando esconder lo que son ya secretos a voces y acallar las voces y pensamientos discordantes como el mío y el de muchos otros. Menudos demócratas estáis hechos.
Mis enemigos son los enemigos de Extremadura, que por acción u omisión, quieren llevar a cabo oscuros proyectos industriales y contaminantes de dudosa rentabilidad, pelotazos, o robar descaradamente el dinero de todos los extremeños que honradamente pagamos nuestros impuestos y trabajamos por hacer de esta tierra un lugar mejor. Desgraciadamente, tenéis a todos los periodistas comprados y a la Opinión Pública silenciada y engañada a través de mentiras en vuestros medios serviles. Y en momentos tan cruciales de nuestra historia como estos, es cuando tenemos que aflorar los que realmente amamos a esta tierra y a esta gente, para que os andéis con cuidado los sicarios y los pesebreros que pululáis por aquí intentando amedrentar y asustar a la buena gente extremeña como lleváis tantos años haciendo.

Tú dices que yo me he creado esto, y y o te digo que esto es una de las consecuencias de creeros unos diosecillos que podéis campar a vuestras anchas y reiros de la inocente gente extremeña y te vuelvo a decir: váis de cojones.

Musiquito dijo...

De acuerdo, y ahora te digo, si tanto necesita Extremadura algo mejor...¿Por qué no intentas crear una alternativa?

Realmente me hace gracia, porque dices que nuestra comunidad se merece algo mejor(leyendo entre líneas), pero en vez de crearlo y hacerle la competencia a esos supuestos malechores, te dedicas a hacer un "blogucho" para ponerte a despotricar como un crío de 16 años.

La verdad, y siendo objetivo, no entiendo qué bien hace a nadie un blog como este...pero bueno supongo que ese es otro problema de esta región, que unos lo hacen mal (supuestamente claro), y los otros en vez de crear una alternativa mejor, se dedican a criticar desde la amarga sombra.

Lo que hagas a partir de ahora, claro está que vendrá (como has dicho) de tus genitales. Pero si en un futuro te ves capaz, no estaría nada mal intentar que aflorasen algunas ideas del mismo cerebro.

Laura Martínez dijo...

Yo si doy la cara.
Te recuerdo que lo que estás haciendo es injuriar. Y es delito.

Luis A. Iglesias dijo...

¿Si tan blogucho es por qué andas tan pedndiente de el?
Desgraciadamente el régimen socialista que asola Extremadura no consiente que haya alternativas y se dedica a intentar tumbarlas con personajes como tú. Al acecho de derrumbar cualquier foco de disidencia. De denostar y defenestrar a la gente libre y con talento. De robar a manos llenas al inocente pueblo extremeño. por eso seguimos con el mismo paro, la misma pobreza y la misma población que en el 83. así que ni por un momento te creas que las cosas se han hecho bien.

Yo no soy político, soy periodista. Y mi misión es vigilar porque haya legalidad y transparencia en el juego político y democrático. Pero gracias a personajes como tú, me está repugnando hasta la democracia, que habéis convertido en una puta.

Nuestra comunidad no sólo se merece algo mejor. Se merece justicia, y ahora mismo la justicia es que todos los chorizos y mangantes qe nos gobiernan y gobernaron pasen por el juzgado a rendir cuentas. Cosa que dudo, pues también albergo mis sospechas de tenéis comprados a los jueces, como se vio en el juicio a Gallardo, en el de Botín, en el caso Mari Luz, el caso Malaya...

La misión de este "blogucho" es despertar la actitud crítica y vigilante del ciudadano hacia sus gobernantes. Si a ti te molesta y te jode. Misión cumplida.

¿Y qué bien haces tú vigilándome e intentando buscarme las vueltas desde el anonimato maldito cobarde?

Sí, de mis genitales sale la libertad para velar por mi pueblo, el extremeño ¿Tú a qué te decicas? ¿A chupársela a tus jefes o a robar en el pesebre? ¿Cuáles son tus grandes ideas para Extremadura?
¿Seguir sirviendo a los mediocres de tus jefes para que sigan robando, metiéndose farlopa o irse de putas?

Mis ideas ya se han encargado muchos, seguramente a los que tú sirves, de copiármelas y pervertirlas. Ahora me toca luchar.

Hala, vete a "mendicar" a ver si a tus jefes les hacen un hueco en la reunión del G20 o le explican al pobre de Guillermo lo que pasa con el agua de Extremadura que el hombre anda muy perdido y que aquí, me da que ya lo has dicho todo.

Luis A. Iglesias dijo...

¿A quién injurio Laura Martínez? ¿A un anónimo?

Haz el favor de señalarme las injurias, y si tan valiente eres, hala, denúnciame. Me harás más famoso y poderoso.

Como no me des más datos no sé si voy a poder saber quién eres pero bueno, se agradece que pongas tu nombre, no así el cobarde de tu amigo/a.

Luis A. Iglesias dijo...

¿Eres Laura Martínez Carrasco de Redex?